lunes, 9 de agosto de 2010

Amor infinito

::

Cuando nació mi hermana le llevaba como 5 años de ventaja de jugar a la mamá.
Puedo decir casi con seguridad que fui la primera en ponerle una muñeca en sus brazos para enseñarle a jugar.

El sábado a la madrugada nació Emma, cinco años y medio después que Nani, y entre puntos, suero y silencio prescripto, sentía en la mirada de mi hermana que la historia se repetía pero esta vez con una muñeca de verdad.

::

8 comentarios:

Crisálida dijo...

que ternura! todo el amor para ustedes!
besos grandes.

Un Simple Blog dijo...

Felicitaciones! :o)

Anónimo dijo...

puede ser que seas tan dulce?

Manu dijo...

Felicidades. Poesía, que lindo fragmento que define el momento.

Mariana dijo...

Eres un gran mujer Lu... Cada dia te admiro mas. Divina!

Mariana dijo...

Me emocioné mucho.
Felicidades tía, y a la mamá.
Infinito amor y felicidad!
:)

Anónimo dijo...

se puede poner el apellido de la mama antes que el del papa?

Luli dijo...

Gracias por las emociones.

Y cuento que, mientras el bebé está en la clínica, aún no anotado en el registro civil, lleva el apellido de la madre. Le diría que ponen el del padre casi casi para no herir susceptibilidades.

El apellido de la madre y de la tía, claro está.