sábado, 6 de noviembre de 2010

Inocencia casi interrumpida

::

-Este auto te lo regalo Pipi, ¿no? -le pregunté a Nani mientras ordenábamos su cuarto.
-¡No! ¡Este me lo trajo Papá Noel!


Dos horas después, mientras mirábamos Expreso Polar...

-Me parece que no creo en Papá Noel -dijo Nani dudando.
-Ajá, y ¿entonces quién creés que te hace los regalos de Navidad? -pregunté.
-¡Los Duendes!

::

1 comentario:

José Daniel Silva dijo...

Jajaja... Que bonita es nuestra inocencia cuando estamos en esas edades, lástima que al final terminamos descubriendo la realidad y bueno, que no siempre sea tan fina. ¡Saludos!