lunes, 28 de abril de 2008

viaje

::

Hace un ratito estuve dando vueltas por el espacio, vi las estrellas de cerca, y mi casa muy de lejos, caminé por la luna, y casi me quemo con el sol. Fui al zoo y saludé a la jirafa, tuve en la mano un hipopótamo tan chiquito que tenía que cerrar los ojos para verlo. Un elefante me comió y para salir de su panza tuve que hacerle cosquillas desde adentro. Y para terminar mi paseo fui por una heladería que vendía helados de arroz, lechuga, banana split, huevo frtito y frutilla a la crema.

Y todo esto, sin salir de la cama de mi hijo, mi mejor compañero de viaje.

::

7 comentarios:

ccccc dijo...

que lindo viaje hiciste luli :)

Nat . dijo...

Me enterneció mucho lo que escribiste, que lindo blog!

El tano dijo...

yo soy fanatico de comerle los cachetes a mis sobrinos...
Pero esos viajes suenan tentadores... los voy a probar.

saludos!

Lucas.- dijo...

Creo que un poquito de celos me diste.

La imaginación al poder.

Beso.

Luli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Andres dijo...

Si todo eso sucede sin moverse de la cama dan ganas de comprarse un ticket para viajar con usted..

Luli dijo...

Ay Andrés! Qué lindo esto que dijo. Hace 32 minutos que estoy sonriendo...